lunes, 16 de noviembre de 2015

¿Cual es el proceso de lijado y barnizado de parquet?

Lijado barnizado parquet

Lijar y barnizar es un proceso que, si puede realizarse, dará como resultado un parquet con una apariencia completamente nueva y “a estrenar”. A menudo nos hablan de lijado o acuchillado y barnizado, pero no nos dejan claro cuáles son los pasos. Pues bien, suelen ser los siguientes:

El primer paso es retirar el barniz existente en el parquet. Para ello, se lija con una máquina de acuchillar. Las buenas máquinas llevan un potente aspirador incorporado, que hace que la casa no se llene de polvo. Primeramente se realizan pasadas con lijas de grano grueso, y con una máquina especial para los bordes y las esquinas. Cuando hemos hecho obra, o se trata de una nueva casa, este lijado nivela y unifica todo el suelo.
Mediante esta primera lijada, no solo quitamos el barniz existente, sino que también quitamos los arañazos más profundos. Se realizan varias pasadas, normalmente 4. En cada pasada, la lija va siendo más fina, con el objetivo de que el resultado final no deje marcas ni arañazos.

El siguiente paso es aplicar la imprimación en el caso del barniz al agua, o una capa o dos de urea formol, en el caso del barniz al disolvente.

Finalmente, se aplica una capa de barniz al agua, o de barniz al disolvente, y dejamos secar. En el caso del barniz al agua, es conveniente aplicar alguna capa más, como mínimo, aunque depende en gran medida de la marca. El barniz al disolvente tardará en secar bastante más tiempo, y no es recomendable entrar en el piso ya que los vapores que desprende son tóxicos.

¡Si tienes cualquier duda referente al proceso de lijado y barnizado, contacta con parquetistas Madrid!